¿Por qué vivir en la playa es bueno para tu salud y tu bolsillo?

vivir en la playa

Vivir en la playa es una excelente decisión, sin importar tu edad, ya que esto tendrá grandes beneficios para tu salud y tu bolsillo. Conócelos, aquí.

Lo primero que debes saber es que tu nivel de vida se eleva, el vivir cerca del mar no se compara con nada, y continuación te brindamos grandes razones para que lo hagas:

Cambias de hábitos

Si eres joven, y estás acostumbrado al bullicio de las grandes ciudades, vivir en la playa es una gran decisión, ya que tendrás una vida más activa.

Podrás salir a ejercitarte en la costa, con el aire puro y la brisa del mar en el fondo; correr, nadar, surfear, jugar voleibol o fútbol…las posibilidades son muchísimas.

Al ser zona turística, también estarás rodeado de una increíble vida nocturna y múltiples opciones de entretenimiento.

Las ciudades que reciben al turismo todo el año prácticamente no descansan, por lo que nunca te aburrirás, ya sea de día o de noche. ¿Película, escapada a un parque acuático, antro, bar o día tranquilo en la playa? ¡Tú decides!

Lo mejor para adultos mayores

México se encuentra en el cuarto lugar de los mejores países para el retiro, según International Living, por lo que las playas de Acapulco, Cancún o Los Cabos son ideales para los jubilados.

Son destinos que equilibran perfectamente la aventura, el confort, el descanso y la diversión; por lo que los adultos mayores tendrán una gran calidad de vida en sus últimas décadas. Las opciones para su tiempo libre serán infinitas.

Además, si los adultos mayores solo quieren descansar del ajetreo y aprender nuevas habilidades, una ciudad tranquila y poco bulliciosa es perfecta para estimular su imaginación y creatividad.

Beneficios para cuerpo y mente

La playa brinda múltiples beneficios para la salud: el agua de mar funge como analgésico natural, mejora la circulación y sirve como un relajante muscular natural increíble. Además, la arena funciona como exfoliante para la piel.

agua de mar

Pero eso no es todo, el alma y el espíritu también se verán beneficiados. ya que el mar reduce la ansiedad y el estrés, contemplar y escuchar las olas combate la depresión o trastornos nerviosos.

¡Después de unos días en la playa, notarás la diferencia en tu cuerpo y mente!

Alimentos más frescos y autosustentables

Al habitar cerca del mar, gozarás de una mejor alimentación, ya que los mariscos son una parte muy importante de la ingesta de alimentos en las ciudades costeras.

La comida es más fresca en estas zonas, es preparada al día, y por lo tanto, tendrás más oportunidad de llevar una dieta balanceada y saludable.

Festival de Pescados y Mariscos

Si tienes dotes de pesca, incluso podrás pescar tu propio alimento; si esto lo complementas con un pequeño huerto en tu hogar, tu alimentación autosustentable será una realidad.

Recuperas tu relación

Si atraviesas por un bache o mal momento con tu media naranja, o simplemente crees que se ha perdido esa “chispa” con tu pareja, es momento de mudarte a la playa.

Con esto, podrán salir de la tediosa rutina, y comenzar desde cero; podrán conocer nuevas amistades, decorar desde cero su nueva casa o realizar actividades juntos, como un tour de playas o probar todos los deportes extremos que existan en su ciudad costera.

¡Anímate, esto podría salvar tu relación de pareja!

Restaurantes

Ciudades como Cancún o Acapulco cuentan con renombrados restaurantes que con frecuencia son elegidos y nombrados entre los mejores restaurantes de México y el mundo.

En el caso del puerto más famoso de México, se encuentra el ZIBU Acapulco, nombrado en el Top 1000 de la calificadora La Liste de Paris, Francia, como uno de los mejores restaurantes del mundo.

Al vivir en una ciudad turística con amplia oferta gastronómica…¡tu paladar te lo agradecerá!

Mejoras tus ingresos

El contar con una propiedad vacacional y vivir en la playa, te brinda la oportunidad de rentarla cuando no la habites.

Con este esquema, podrías obtener de 100 mil a 200 mil pesos anuales, a través del esquema de rentas vacacionales, alquilando tu bien inmueble sólo 40 semanas al año.

Recuerda que la demanda de vivienda nunca baja, por lo que invertir en un bien inmueble es una de las mejores decisiones, ya que no se devalúa, sino aumenta su valor con el paso del tiempo.

A largo plazo verás los resultados, ¡querrás seguir invirtiendo!

También te puede interesar: Riviera Diamante, el destino de lujo para adultos en Acapulco

Después de conocer todas estas razones, ¿aún vas a pensar mudarte a la playa? ¿¡Qué esperas!?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *