agua de mar
Estilo de VIda

Conoce las increíbles propiedades curativas del agua de mar

Las vacaciones son excelentes para el cuerpo y la mente, pero unas vacaciones en la playa son mejores, ya que el agua de mar tiene grandes propiedades curativas que aquí te contaremos.

Después de una escapada a la playita, seguramente has regresado a tu casa más revitalizado y con mayor energía, pero, lo que seguro no sabes, son los beneficios que tiene el agua de mar para tu salud.

Un poco de historia

Lo primero que debes saber es que el agua de los océanos cuenta con una composición química única, se parece al plasma de la sangre (líquido que compone este elemento de nuestro cuerpo en un 55%). Expertos y científicos han coincidido que por ello, los seres vivos se benefician mucho del agua marina.

Pero esto no es algo nuevo, pues hace más de cuatro mil años, el emperador chino Fu-Shi fue el primero en descubrir y recomendar las propiedades medicinales del agua de mar.

Fu-Shi recomendaba a las personas comer algas y beber el agua de mar, para recuperar la salud y gozar de una mejor vida, por ello, fue bautizado como el padre de la medicina marina.

Muchos años después, concretamente al inicio del siglo XX, René Quinton, un investigador francés, descubrió que los componentes del agua marina eran los mismos que los de nuestras células corporales. ¡Increíble!

Por si fuera poco, Quinton fundó los “Dispensarios Marinos“, sitios que utilizaban el agua de mar para curar enfermedades como tiroides o cólera, hasta desnutrición o problemas de la piel.

Propiedades del agua de mar

El agua marina tiene elementos químicos naturales que la convierten en una excelente aliada para nuestro cuerpo y piel, como: hidrógeno, nitrógeno, oxígeno, magnesio, sodio, potasio, yodo, calcio, hierro, fósforo, flúor y zinc,

Funge como antiséptico y antibiótico, ya que ayuda a la cicatrización y curación de cortes o heridas.

Ayuda al cuerpo como relajante muscular, gracias al yodo. Es perfecta para personas que se rehabilitan de lesiones o tratamientos post operatorios.

Alivia problemas respiratorios y elimina toxinas, junto con la brisa marina. Tus pulmones agradecerán un día de playa, tras regresar a casa tu catarro, resfriado o tos mejorará.

Auxilia en enfermedades de la piel, como eccemas, psoriasis y picazión del cuero cabelludo. Sus minerales ayudan a que las escamas se desprendan y caigan solas, matan bacterias y microorganismos.

Calma a la mente. El magnesio es un elemento ideal para calmarnos y eliminar la ansiedad, además, contemplar la playa y escuchar las olas ayuda a enfermedades mentales como depresión, estrés o trastornos nerviosos.

Trata problemas reumáticos. El agua marina ayuda a reducir los dolores producidos por la artrosis o artritis.

Regenera células. Por ello, es perfecta para tratar enfermedades del hígado y riñones, como cirrosis o insuficiencia renal.

Exfolia la piel. Una caminata por la orilla del mar sobre la arena, ayudará a masajear los pies y exfoliar tus talones.

También te puede interesar: 5 vinos perfectos para disfrutar en la playa

Ya que conoces todas las propiedades del agua de mar, ¿qué esperas para escaparte a Acapulco? En este hermoso puerto siempre te esperamos con los brazos abiertos.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *